La banco de negocios Morgan Stanley comprará, por medio de su filial inmobiliaria, la empresa Crescent Real Estate, por 6.500 millones de dólares. La adquisición, que debe ser concluida a finales del tercer trimestre, comprende el pago de 22,80 dólares por acción, un precio superior en un 12 por ciento, en relación a la cotización media de cierre de los últimos 30 días.
Pero la transacción no representa más que una plusvalía de 5,5% en relación al cierre de este martes, de 21,62 dólares. El acuerdo de compra incluye también una deuda de 3.100 millones de dólares, indicó el comunicado de Crescent. Crescent Real Estate, con sede en Fort Worth (Texas, sur), es una empresa de inversiones inmobiliarias que maneja un portafolio de 70 edificios de oficinas en Estados Unidos, con una superficie total de 2,5 millones de metros cuadrados. También tiene una cartera de inmuebles residenciales en centros turísticos.