Morgan Stanley ha bajado la nota de ACS de "sobreponderar" a "igual ponderación", ya que considera que el título cotiza ahora al valor justo que ha calculado y porque espera que el crecimiento orgánico de la compañía comience a desacelerarse.
Morgan Stanley ha bajado la nota de ACS de "sobreponderar" a "igual ponderación", ya que considera que el título cotiza ahora al valor justo que ha calculado y porque espera que el crecimiento orgánico de la compañía comience a desacelerarse.