La agencia de calificación Moody's ha recortado cinco escalones el rating de Irlanda, desde Aa2 hasta Baa1, debido a las incertidumbres económicas por las que atraviesa el país.
Irlanda aprobó esta semana la posibilidad de acceder al Fondo de rescate para recibir 22.500 millones de euros del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la UE.

En concreto, la agencia justificó su decisión de rebajar la calificación irlandensa en la incertidumbre creciente respecto a las perspectivas económicas del país, el deterioro de la fortaleza financiera del Gobierno irlandés, y la situación de sus bancos.