La agencia de medición de riesgos Moody´s puso hoy en perspectiva negativa la calificación de emisiones de cédulas hipotecarias de Bancaja y Caja de Ahorros del Mediterráneo. El pasado 15 de junio Moody´s decidió rebajar la calificación crediticia de la deuda a largo plazo de 25 entidades financieras española, entre las que se encontraban las dos entidades que hoy han visto cuestionadas sus cédulas. Así mismo, la agencia rebajó entonces la calificación de la fortaleza financiera -capacidad para afrontar sus pagos en solitario- de 30 entidades españolas, así como la deuda subordinada a largo plazo de 17 de éstas. Entre ellas se encuentran, además de las dos cajas, el Banco Pastor, cuyas cédulas hipotecarias y obligaciones garantizadas ha puesto Moody´s en revisión para una posible rebaja.