La agencia de calificación crediticia Moody's ha otorgado a Unicaja la máxima calificación, "Aaa", a la primera emisión de cédulas hipotecarias nominativas de la entidad financiera, según ha informado hoy la caja de ahorros en un comunicado. Moody's ha destacado en su correspondiente informe la fortaleza financiera de Unicaja, su bajo nivel de morosidad, por debajo de la media del resto de entidades financieras españolas, y el hecho de que la mayor parte de la cartera hipotecaria esté destinada a la financiación de primera vivienda. Esta agencia valora el hecho de que las emisiones de Unicaja, como las de las demás entidades financieras españolas, deban ser supervisadas por las autoridades y deban cumplir con los requisitos de la legislación española, más estrictos que los europeos, en cuanto a los límites de la cartera que puede respaldar este tipo de emisiones. Unicaja cuenta con una calificación como entidad financiera de "Aa3" a largo plazo, "P-1" a corto plazo, así como "B-" de solidez financiera, calificaciones que fueron confirmadas por Moody's en octubre de 2007.