La agencia internacional de calificación Moody's, ha ratificado los "ratings" a corto y largo plazo de Banca March, aunque ha puesto en revisión negativa el de fortaleza financiera de la entidad balear, actualmente en el nivel C. Banca March detalla en un comunicado que Moody's mantiene para la entidad en el corto plazo el nivel P1 -el máximo nivel alcanzable-, y en A2 el largo plazo -nivel intermedio de la calificación A (que va de A1 a A3)-, lo que la convierte en "una de las pocas entidades" calificadas por esta agencia internacional que ha conseguido mantener sus anteriores niveles.
La agencia define la deuda a largo plazo con dicho nivel (A2) como "deuda de grado medio-alto y sujeta a bajo riesgo de crédito".

Esta revisión de Moody's implica que Banca March será una de las 17 entidades que mantendrá el rating a corto plazo en su nivel máximo alcanzable, el nivel P1, una categoría que Moody's asigna a las entidades que tienen una "capacidad superior de hacer frente a sus compromisos a corto plazo", subraya la nota.

Este hecho adquiere relevancia dado el entorno actual, en el que, según Moody's, se puede producir una revisión a la baja de los ratings a largo plazo de 34 de las 41 instituciones calificadas por dicha agencia, remarca el comunicado.

Banca March se encuentra entre las siete entidades financieras a las que ha mantenido su anterior calificación, por considerar que "pueden absorber un nivel de estrés por encima de las expectativas de pérdidas esperadas y que siguen estando apropiadamente capitalizadas a su nivel actual", subraya la entidad.

El ratio de capital Tier 1 de Banca March es, según el comunicado, del 17,1 por ciento: "El más elevado de las entidades financieras españolas y uno de los más elevados de las europeas, en línea con la filosofía tradicional del banco de continuar reforzando la estructura de capital", aclara la entidad.