La agencia de calificación de riesgo Moody's considera que la ley alemana de bancos malos es un pequeño paso en la dirección correcta, que presenta inconvenientes pero también beneficios. Moody's informó hoy de que la ley confirma la intención del Gobierno alemán de proteger los intereses de los contribuyentes en Alemania.