La agencia de calificación crediticia ha rebajado el ráting de Anglo Irish Bank a A3, acercándose al grado de 'bonos basura', y ha situado en perspectiva negativa, de cara a un posible recorte, la calificación de otros cuatro bancos irlandeses, Allied Irish Banks, Bank of Ireland, Irish Life & Permanent e ICS Building Society, al estimar que las 'nacionalizaciones' del Gobierno irlandés podrían no ser suficientes para mantener su solvencia.