La agencia de ráting consdiera que la máxima calificación crediticia de Estados Unidos, como la de Reino Unido, podría ser "vulnerable" en unos tres años, hacia 2012, debido a su elevado endeudamiento, según ha manifestado el director de rátings soberanos de Moody's, Pierre Cailleteau.