Montebalito ha registrado unas pérdidas de 8,7 millones de euros en el primer trimestre, frente al beneficio de 1,4 millones anterior. Este resultado se debe en gran medida a las pérdidas de 11,8 millones por la depreciación de los valores en cartera en el marco de la venta de sus activos en renta variable para destinar los recursos a la actividad de renovables, explica la compañía. Por su parte los ingresos crecieron un 137% a 5,38 millones, con ausencia de ventas en el negocio de promoción residencial, frente a los 0,88 millones obtenidos en este área hace un año. La deuda financiera creció un 83% en el primer trimestre hasta 115,3 millones, debido principalmente a los créditos soportados por el grupo para la construcción de parques fotovoltaicos de alrededor de 38,7 millones, a lo que se suman otros 23 millones en préstamos hipotecarios subrogables.