Diversas monedas registraron el lunes máximos de varios meses frente al dólar, impulsadas por el entusiasmo sobre las perspectivas para la economía mundial.
Las monedas mostraron poca reacción a un informe que mostró que los ingresos personales en Estados Unidos registraron en junio su mayor caída en cuatro años, lo que refleja el aumento del desempleo y su efecto sobre la economía a medida que esta intenta salir de la recesión.