S&P500 está en una situación clave al cotizar en el paso de la directriz bajista anual en 1390 puntos.

Su superación abre el camino hacia los máximos anuales en 1425 puntos. El movimiento al alza desde junio se canaliza con base y soporte clave en 1320 puntos. La compresión en indicadores anuncia la proximidad de un movimiento brusco. Algunos otros indicadores sugieren que podría ser a la baja. Reiteramos la importancia de seguir la salida del rango entre 1320 y 1390 a la hora de la toma de decisiones.

Recomendación: VENTA PARCIAL debajo 1390 puntos.