Miranda matizó, en cualquier caso, que esa posibilidad dependerá sobre todo de las desinversiones que se realicen en lo que resta de año, recordando que la empresa tiene el compromiso de repartir todas sus plusvalías entre sus accionistas. En los primeros nueve meses del año, Endesa ganó 2.508 millones de euros, un 61,2% más que en el mismo periodo del año anterior, con el impacto positivo de las plusvalías por 396 millones de euros conseguidas por las ventas de activos.