Ningún país de la eurozona corre el riesgo de incumplir con sus obligaciones de pagos, indicó el martes el ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrueck.

"Ningún país de la eurozona tiene dificultades de pago", todos son estables, indicó Steinbrueck a la prensa en Bruselas durante una reunión mensual de ministros de finanzas de la Unión Europea.

Afirmó además que la eurozona no corre el peligro de escindirse, aunque señaló que es importante que los países respeten el pacto de estabilidad y de crecimiento del bloque, que obliga a los países a ser fiscalmente conservadores y evitar el exceso de gasto cuando sea posible.