El presidente del grupo hotelero Iberostar, Miguel Fluxá, ha entrado en el accionariado de ACS con una participación superior al 3% e inferior al 5%, confirmaron hoy a EFE fuentes del mercado. El empresario mallorquín ha invertido las plusvalías obtenidas con la venta de algunos hoteles en la toma de esta participación, que estaría valorada entre 502 y 820 millones de euros a precio de mercado. Las mismas fuentes explicaron que las acciones adquiridas por Fluxá no sólo proceden del mercado, sino también de la autocartera de ACS. Hace tres semanas la constructora se desprendió del 3,69% del capital que tenía en autocartera, en una operación que se realizó fuera del mercado y en la que se movieron unos 13 millones de acciones.