Microsoft ultima la que sería su primera emisión de deuda, según publica Bloomberg. En concreto, lanzaría bonos a cinco, diez y treinta años, y podría tener como finalidad financiar parte de su programa de recompra de acciones, por un importe de 40.000 millones de dólares. Las acciones de Microsoft cotizan en estos momentos con una subida del 1,39% hasta los 19,69 dólares.