Microsoft ha renunciado a una audiencia para presentar los argumentos de su defensa frente a las nuevas acusaciones de la Comisión Europea. El Ejecutivo comunitario acusa al gigante informático de abuso de posición dominante por incluir en su sistema operativo 'Windows' el buscador de Internet 'Explorer'. El portavoz de Competencia, Jonathan Todd, explicó que Microsoft había pedido a la Comisión una audiencia para defenderse cuando contestó por escrito al pliego de cargos que le fue remitido en enero de este año. Bruselas ya había fijado que la audiencia se celebrase entre el 3 y el 5 de junio.