Microsoft está cerca de resolver una disputa con las autoridades reguladoras de la Unión Europea sobre su navegador Internet Explorer, tras realizar modificaciones de último minuto que darían a los consumidores europeos más elecciones en sus navegadores, dijo una persona con conocimiento de la situación.