Microsoft Ibérica ha advertido hoy de que es ilegal la venta de software de segunda mano, ya que la propiedad de la licencia es de Microsoft, que es la que tiene que autorizar la operación. De esta manera, la filial española sale al paso de un problema que se detectó hace un par de años en Alemania y que ha llegado a España este verano y que consiste en la venta de licencias de software de una empresa a otra.