MGM Mirage anunció el miércoles que pretende vender 2.500 millones de dólares en acciones y bonos, y que destinará parte de la recaudación a una oferta pública para adquirir 1.050 millones de dólares en deuda que vence este año.  El anuncio se hace luego que el altamente apalancado operador de casinos enmendara su línea de crédito preferente, lo que alivió aún más parte de los términos. El operador de casinos, controlado por el inversionista multimillonario Kirk Kerkorian, se encuentra en dificultades para pagar más de US$14.000 millones en deuda y está considerando vender propiedades para cumplir con las obligaciones. Importantes tenedores de bonos, como el inversionista Carl Icahn y el fondo de capital privado Oaktree Capital Management, han pedido que la empresa se declare en bancarrota.