Metrovacesa registró en el primer trimestre un beneficio neto atribuible de 130 millones de euros que no son comparables con los 1.027,3 obtenidos un año antes, dado que en aquel momento todavía no se había producido la división de la inmobiliaria entre sus principales socios. En las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de valores (CNMV), la compañía atribuye ese resultado a la revalorización de sus activos así como a la contribución de Gecina en las cuentas de 2007 como actividades interrumpidas, sin las cuales el beneficio neto habría sido de 71,3 millones de euros, el 13,8% más. Metrovacesa alcanzó una cifra de negocio de 440 millones de euros, que sí compara con los ingresos del año anterior, cuando obtuvo 468,3 millones, lo que supone una reducción del 6%.