Metrovacesa dio hoy por cerrada la oferta pública de adquisición (OPA) que lanzó sobre sus propias acciones con el fin de escindir la inmobiliaria en dos compañías distintas, informó hoy la empresa. La compañía completó la liquidación de la operación con la entrega a los accionistas que aceptaron la oferta de las acciones de Gecina, filial de patrimonio francesa de la empresa, que se fijaron como contraprestación. En concreto, aceptaron la oferta unos 9.500 accionistas de Metrovacesa, representantivos del 58,8% del total, esto es, el actual presidente de la compañía, Joaquín Rivero, y su socio Juan Bautista Soler, segundos accionistas de Metrovacesa con un 33,2% de su capital, así como minoritarios titulares en conjunto de otro 25% de la empresa que, de esta forma, se suman al nuevo proyecto de los dos socios.