El número de turistas extranjeros que visitará este año España descenderá un 10% debido a la crisis, aunque en 2010 podría registrarse una "débil" mejora en la coyuntura económica, que tendría su impacto en el turismo, según adelantó hoy el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida.