El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, ha sugerido por primera vez la conveniencia de separar la banca comercial de la de inversiones como ocurrió durante mucho tiempo en Estados Unidos. En un discurso pronunciado la pasada noche en una cena con banqueros de todo el mundo, y del que da cuenta hoy el diario "The Guardian", King criticó el modelo de negocio desarrollado por los bancos durante los años de expansión del crédito. El gobernador agregó que una vez que se recupere la economía global, habrá que acabar con los tipos de interés muy bajos y la inyección masiva de liquidez.