España continúa sobreestimando sus perspectivas de crecimiento, según un informe presentado este miércoles por Merrill Lynch.

España continúa sobreestimando sus perspectivas de crecimiento, según un informe presentado este miércoles por Merrill Lynch, que subraya, además, que los riesgos soberanos y financieros en Europa siguen siendo una amenaza para su sistema bancario.
 
El banco subraya que España se mantiene en el foco de los mercados por el riesgo permanente de rescate y que las reformas planteadas son necesarias pero no suficientes porque el riesgo de perder tracción es muy alto.