Merrill Lynch ha decidido elevar la recomendación de Sol Meliá desde "neutral" hasta "comprar". Las acciones de la cadena hotelera cerraron el viernes en 16,38 euros tras perder un 0,73 por ciento. En lo que llevamos de ejercicio acumulan una revalorización del 9,13 por ciento.