Merrill Lynch ha elevado el precio objetivo de ACS hasta los 57 euros desde los 52 euros anteriores, lo que supone un potencial de revalorización próximo al 30%, respecto a los actuales niveles.