El banco estadounidense Merrill Lynch reconoció hoy que, dadas las actuales condiciones en los mercados, se mantienen significativos riesgos que podrían afectar "adversamente" a la entidad. "Mientras que las perspectivas de crecimiento en la mayoría de los negocios en los que opera la entidad permanecen fuertes, las condiciones desafiantes en determinados mercados de crédito que se registraron en el primer semestre del año se han intensificado al comienzo del tercer trimestre", informó la entidad. El banco explicó que estas dificultades suponen un incremento de la volatilidad, diferenciales de crédito más amplios, menor transparencia de precios, menores niveles de liquidez y rebajas en los 'ratings' de las agencias de calificación. "Estos factores han impactado y pueden continuar teniendo efecto en el mercado hipotecario 'subprime', incluyendo ciertas obligaciones respaldadas por deuda (CDOs), así como otros productos de financiación estructurada y componentes del mercado de financiación apalancada", señaló la entidad.