La canciller alemana, Angela Merkel, ha mostrado su apoyo a la moneda comunitaria durante su viaje a Singapur en el que, además, ha instado a los países periféricos a emprender políticas 'efectivas' para reducir la incertidumbre.

Angela Merkel descarta que las instituciones comunitarias tengan un problema con el euro, sino con la deuda de algunos de sus miembros que 'debe ser superado', ha declarado en un discurso pronunciado ante el Instituto de Estudios del Sudeste Asiático, tal y como ha adelantado Reuters.

La canciller insta a los países con problemas a abordar de manera “efectiva y consecuente su debilidad estructural”, porque cree que “las dudas están relacionadas con los pronósticos sobre su competitividad y su crecimiento”. Merkel, acusada en varias ocasiones de dificultar el apoyo a esos estados, ha garantizado que para Alemania y la Unión, “el Euro es algo muy cercano a nuestros corazones”.

En cuanto a la carrera por la sucesión de la presidencia del Fondo Monetario Internacional, la canciller alemana ha respaldado la candidatura de la actual ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde, e insta a los países emergentes a mirar 'sin prejuicios' a la candidata europea.

Aún así, Merkel, siempre hablando de un 'largo plazo', no se ha opuesto a que sea un no europeo el próximo en ocupar la presidencia del FMI.