La canciller alemana, Angela Merkel, ha reiterado su oposición a la emisión de eurobonos.

También se ha mostrado contraria a exigir una mayor implicación del Banco Central Europeo (BCE) en la resolución de las dificultades de la zona euro.

"Las propuestas de eurobonos de Bruselas no funcionarán, puesto que la confianza sólo puede recuperarse a través de cambios en los tratados", afirmó Merkel en una intervención parlamentaria previa a la presentación en Bruselas de las tres opciones de eurobonos.

La canciller ha recordado que la "única responsabilidad del Banco Central Europeo es la política monetaria". "Este es su mandato y es lo que trata de conseguir. Deberíamos ser muy cuidadosos al criticar al BCE", añadió.
Por otro lado, Merkel advirtió de que, en lo que respecta al siguiente tramo de ayudas a Grecia, el país heleno aún no ha satisfecho las condiciones exigidas para su desembolso, puesto que, aparte del compromiso por escrito del Ejecutivo griego, es necesaria la firma de los partidos políticos.