La canciller alemana, Angela Merkel, cree que la crisis económica y financiara mundial no se superará con rapidez. En un congreso de la fundación de mecenas de la ciencia alemana celebrado hoy en Berlín, Merkel sostuvo que "desgraciadamente" la crisis no pasará con rapidez. En términos similares se expresó también el presidente del Bundesbank, Axel Weber, quien en una entrevista con el diario Financial Times Deutschland advirtió de que no se debe proclamar el final de la crisis prematuramente. "Advierto con insistencia de interpretar demasiado positivamente las señales esperanzadoras en los mercados financieros. La crisis todavía no ha llegado a la gente, pero lo hará con la pérdida del empleo", dijo.