La multinacional farmacéutica alemana Merck mantuvo en España durante 2009 su facturación respecto al año anterior --alrededor de los 400 millones de euros--, pese a reducir la fabricación de medicamentos genéricos para la estadounidense Mylan en la planta de Mollet del Vallès (Barcelona). Según datos avanzados de la memoria anual, la empresa alemana habría logrado mantener las ventas gracias a la introducción de nuevos productos en el mercado español, como los antialérgicos