La compañía alemana de química especializada Merck KGaA tuvo hasta marzo un beneficio neto de 239,1 millones de euros (382 millones de dólares), frente a la pérdida de 8,3 millones de euros (13 millones de dólares) de los mismos meses de 2007. Esta ganancia se debió al incremento de las ventas de Erbitux (33%), su preparado contra el cáncer, y de Rebif (11%), un medicamento para el tratamiento de la esclerosis múltiple. La facturación de Merck mejoró en los tres primeros meses del año un 8,3%, hasta 1.857,7 millones de euros (2.972 millones de dólares), frente al monto logrado en el mismo periodo del ejercicio anterior. La compañía germana añadió que las cuatro divisiones contribuyeron al incremento del volumen de negocios. Además, en el primer trimestre de 2008 la fortaleza del euro tuvo un impacto negativo en la facturación del 5,4%.