La compañía alemana de química especializada Merck KGaA ha concluido el proceso para que su filial de biotecnología Merck Serono deje de cotizar en bolsa. Merck, que adquirió la empresa suiza de biotecnología Serono en septiembre del año pasado, ha dicho que posee el 100 por cien de Merck Serono y que podrá sacarla de la bolsa, después de que un juzgado suizo invalidase los títulos que aún estaban en el mercado y los derechos sobre acciones de la filial. Los valores de Merck Serono dejarán de cotizar en la bolsa de Zúrich el próximo 18 de julio. La compañía germana ha pagado a los accionistas de Merck Serono una compensación de 1.100 francos suizos por título en metálico, la misma cantidad ofrecida por la compañía en el proceso de adquisición.