La farmacéutica alemana Merck acordó con el grupo estadounidense Mylan prolongar durante 2009 el contrato para fabricar fármacos genéricos en la planta de Mollet del Vallès (Barcelona), que vencía a finales de 2008, a la espera de atraer nuevos productos a la factoría catalana, según informaron a Europa Press fuentes del comité de empresa. Merck vendió su línea de producción de genéricos a Mylan y las previsiones pasaban por que la multinacional alemana dejara de fabricarlos en sus instalaciones a finales de año. No obstante, tras meses de negociaciones, Mylan dejará en Mollet el 50% de la línea de producción de genéricos durante el próximo año.