El secretario general de UGT, Cándido Méndez, abogó hoy por establecer una posición de "pressing político" sobre bancos y cajas al estilo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y reclamó un mayor esfuerzo para que el "estrangulamiento" del crédito a familias y empresas se resuelva.  "Creo que sí, que habría que establecer una posición de 'pressing' político hacia las entidades financieras para que se pueda resolver esta situación", afirmó Méndez en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press.