La Asociación Nacional de Empresas Constructoras de Obra Pública (Aerco) pidió hoy a la Administración que fragmente los contratos de obra en proyectos de menor dimensión y presupuesto con el fin de facilitar el acceso a la financiación necesaria para ejecutarlos a todas las empresas del sector y no sólo a las de mayor tamaño. La división de los contratos de obra pública en proyectos de alrededor de unos 50 millones de euros (salvo aquellos en que resulte imposible por su singularidad) generará además más empleo y más competencia en el sector. Así lo aseguró hoy el presidente de la patronal, Javier Sáenz Cosculluela, quien argumentó que, de esta forma, "todas las empresas podrán luchar razonablemente ante la crisis". Aerco reúne a unas 31 empresas de una media de unos 250 trabajadores, que operan en el territorio nacional y que conjuntamente facturan unos 7.000 millones de euros anuales.