Los candidatos presidenciales Barack Obama y John McCain se acusaron hoy mutuamente de estar relacionados con los dos gigantes hipotecarios rescatados por el Gobierno, Fannie Mae y Freddie Mac, que se vinculan con el origen de la crisis financiera en EE.UU. En el transcurso del segundo debate presidencial en Nashville (Tennessee), en el que responden a preguntas de 80 votantes indecisos, tanto el candidato demócrata, Barack Obama, como el republicano, John McCain, se refirieron al origen de la crisis financiera. "El ciudadano medio ha acabado pagando los excesos de Wall Street", apuntó McCain, quien defendió el programa de rescate que va a poner en marcha el Gobierno por importe de 700.000 millones de dólares para salvar a la banca de la deuda hipotecaria. En este sentido, se refirió a los excesos de los dos gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac, que concedieron durante años créditos a personas sin solvencia financiera, lo que desató la actual crisis del sector.