Las principales bolsas europeas abren la sesión con mayoría de descensos. Con el Ibex 35 prácticamente plano, solo sube Milán, después de que ayer el gobierno italiano rebajase el objetivo de déficit para 2020 y 2021. La incertidumbre mantiene en Italia y Reino Unido, al tiempo que crece en Brasil. Con el euro por debajo de los 1,15 dólares, los futuros de Wall Street lastran los índices bursátiles del Viejo Continente.

Solo la bolsa de Milán sube en la apertura europea

Los principales índices del Viejo Continente inician la jornada con mayoría de descensos, después de que ayer recuperasen el tono positivo, a pesar de las dudas que se mantienen sobre el gobierno italiano, “siendo el efecto contagio a través de la deuda muy peligroso, como demuestra la volatilidad de los bonos italianos. En cualquier caso, parece que el Gobierno de Italia ha mostrado su disposición a ceder respecto a las presiones de la UE”, consideran desde Alphavalue.

Así, Fráncfort baja un 0,12%, París, un 0,31% y Londres, un 0,21%; mientras que Milán sube un 0,13%. El Euro Stoxx 50 repunta un 0,30%.

En la sesión de ayer, el viceprimer ministro de Italia, Luigui Di Maio, confirmó que el objetivo de déficit para 2019 será el 2,4% del PIB. No obstante, el ejecutivo transalpino quiso mandar un mensaje claro a Bruselas sobre su compromiso de reducir el déficit público. Así que su propósito es reducirlo al 2,1% en 2020 y al 1,8% en 2021 (por debajo del 2% de objetivo de la Comisión Europea).

El primer ministro, Giuseppe Conte, lo anunció en una rueda de prensa tras la reunión que mantuvo con el ministro de Economía, Giovanni Tria, y los vicepresidentes Luigi Di Maio y Matteo Salvini, líderes, respectivamente, del Movimiento Cinco Estrellas y la Liga.

Conte señaló también que la deuda se reducirá "progresivamente" desde el 130,9% del PIB actual hasta situarse por debajo del 130% en 2019 y llegar al 126,5% en 2021. Este cuadro macroeconómico debe ser aprobado por el Parlamento que se tiene en cuenta a la hora de elaborar los Presupuestos Generales.

Además de en Italia, las bolsas europeas mantienen la atención en el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europa. Ayer, el ministro David Roy Lidington avanzó que Reino Unido pronto tendrán una propuesta más detallada sobre la frontera con Irlanda del Norte.

Por otro lado, aseguró que el gobierno está "totalmente unido" en torno a la primera ministra, Theresa May, negando así una información de Telegraph, según la cual sus ministros habían puesto fecha de caducidad a su mandato por las discrepancias sobre el brexit. Aunque según informa la cadena británica Sky News, un político conservador, James Duddridge, envió una carta al comité del partido en la cual pide la dimisión de May.

Fuera del continente europeo, crece la incertidumbre generada en Brasil, donde este fin de semana se celebra la primera vuelta de las elecciones presidenciales. El candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro mantiene la ventaja sobre el izquierdista Fernando Haddad, según los últimos sondeos, con un 32% de los votos.

En una jornada sin referencias macroeconómicas de relevancia en Europa, en el apartado empresarial, destaca que ayer la compañía automovilística Aston Martin perdió ayer un 4,74% en su debut bursátil.

Por otro lado, el presidente de la cadena de supermercados Casino, Jean Charles Naouri, volvió a insistir en que no habrá venta a Amazon o fusión con Carrefour. Además, arremetió en una entrevista en un periódico francés contra los fondos de cobertura que mantienen fuertes posiciones cortas contra la compañía y les responsabiliza de su mal comportamiento en bolsa.

En la apertura de la sesión en Europa, el euro repunta frente al dólar y se intercambia a 1,148 billetes verdes.

El dólar ha llegado máximos de seis semanas después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijera ayer que el panorama para la economía de Estados Unidos es "notablemente positivo", mencionando  la necesidad de continuar elevando las tasas de interés. La Fed elevó los fondos federales la semana pasada y dijo que prevé otra subida en diciembre, tres más el año próximo y una en el 2020.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo bajan. El Brent de referencia en Europa lo hace  un 0,12%, hasta los 86,20 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense pierde un 0,17%, hasta los 76,27 dólares. Según fuentes de la agencia Reuters, Rusia y Arabia Saudí han acordado aumentar la producción de petróleo en diciembre. Se añade que ambos países le comunicaron sus planes a EEUU antes de la reunión que tuvo lugar en Argelia la semana pasada.