Desde que el pasado 14 de julio MásMóvil saltase al Mercado Continuo la teleco se ha revalorizado más de un 11%, con lo que la capitalización bursatil de la compañía supera los 1.300 millones de euros, alcanzando así a Euskaltel.

MASMOVIL IBERCOMdebutó en el Mercado Continuo el pasado 14 de julio con un precio de 61,05 euros por acción, lo que suponía una capitalización de 1.217 millones de euros.

Tras un inicio negativo, en esa primera sesión los títulos de la compañía cerraron con una subida del 1,56% hasta los 62 euros

En la sesión de hoy, MásMovil ha registrado subidas superiores al 2%, lo que le ha llevado al nivel de los 68 euros por acción, un día después de que RBC subiera su precio objetivo desde los 56 euros hasta los 78 euros por título, lo que le da a la compañía un potencial de revalorización de en torno al 25%.

Aunque luego ha recortado las gananicas, en los momentos de mayor subida, MásMóvil ha llegado a tener una capitalización de 1.337 millones de euros, frente a los 1.327 millones de Euskaltel, convirtiéndose así en la segunda operadora de telecomunicaciones por valor en Bolsa, tras Telefónica.

Desde el simbólico toque de campana de hace una semana, la compañía vive un auténtico rally en el que se ha revalorizado un 11%.

Morgan Stanley ya recomendó en mayo ‘sobreponderar’ las acciones de MásMóvil, con un precio objetivo de 85 euros, lo que supone un potencial alcista de un 35%.

 

 

En lo que va de año, MásMóvil ha avanzado un 255%, mientras que en los últimos doce meses ha triplicado su valor, ya que en julio de 2016 las acciones de la compañía de telecomunicaciones tenían un precio de 20,50 euros.

Según sus últimas previsiones, MásMóvil prevé cerrar el ejercicio 2017 con un resultado bruto de explotación (Ebitda) superior a 300 millones de euros, lo que supone un 70% más que el de 2016, y con un incremento de los ingresos por servicios de más del 10%, según ha señalado el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger.

Análisis técnico de MásMóvil

El analista José Antonio González considera que la curva de precios extiende su momento positivo de manera reciente tras resolver al alza la resistencia de los 64,99, movimiento en favor de la tendencia alcista de fondo que permite, además, a su oscilador MACD volver a aportar señal de compra tras superar su directriz bajista de medio plazo, al tiempo que el volumen de contratación respalda con total decisión el movimiento de las compras.

 

 

En este sentido, el analista destaca que con su incuestionable fortaleza en todo marco temporal, el precio se adentra en un proceso de subida libre en el que los retrocesos son oportunidad de reincorporación en largo.

“Para asistir a un deterioro notorio en la curva de precios, ésta debería perforar el área de soporte de los 53,00 / 51,89, niveles que quedan muy alejados de los actuales niveles de cotización" explica.