El presidente de Vueling, Josep Piqué, afirmó hoy que más de la mitad de pasajeros de la compañía son de negocios y destacó que la asociación entre low cost y turismo de baja calidad queda desmentida por la propia realidad. En una entrevista a TV3 recogida por Europa Press, Piqué dijo que las compañías de vuelos baratos no acumulan las deudas y las estructuras de costes de otras aerolíneas que llevan años en funcionamiento. "Más de la mitad de nuestros pasajeros son de negocios. En los vuelos a Madrid, la mayoría llevan corbata", agregó.