Más de la mitad de los españoles estaría dispuesto a aceptar un puesto de trabajo lejos en otra ciudad si conllevase un ascenso profesional o una subida salarial considerable, según se desprende de un estudio realizado por la consultora de recursos humanos Ábaco Siglo XXI. En concreto, el 53,4% cambiaría su lugar de residencia por un ascenso (53,4%), mientras que el 50,6% lo haría por mejores condiciones económicas. Sin embargo, sólo un 4% lo haría para conocer otros idiomas u otras ciudades.