Los empresarios y directivos españoles se muestran aún pesimistas sobre una eventual recuperación de la economía, ya que el 85% descarta que se salga de la recesión antes de 2011, mientras que más de la mitad aplaza a 2012 el retorno a un crecimiento positivo, según la encuesta anual de Grant Thornton sobre más de 7.400 empresarios de compañías internacionales. El estudio arroja que siete de cada diez líderes empresariales desconfía del desarrollo económico de España durante este año, una leve mejoría con respecto al anterior, aunque mantiene al tejido empresarial español como el más pesimista del mundo, sólo superado por Japón.