Martinsa Fadesa ha formalizado hoy el contrato de refinanciación de 4.000 millones de euros (de una deuda total de 5.100 millones) que no deberá devolver hasta 2011, plazo que se puede prorrogar por dos años mas, si bien el primer pago de intereses vence en diciembre de 2008. En una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la compañía explica que del total refinanciado, 2.579 millones corresponden a la deuda derivada de la compra de Fadesa y 1.422 millones a la deuda operativa a corto plazo, en tanto que los 1.100 millones que no entran en el contrato de renovación de la financiación son fundamentalmente préstamo promotor.
El contrato ha sido suscrito con un total de 45 entidades españolas e internacionales, con las que la inmobiliaria llegó a un acuerdo el pasado 4 de abril, comprometiéndose a devolver anticipadamente parte del préstamo con la aportación de la caja excedentaria del grupo y los ingresos obtenidos con la venta de determinados activos inmobiliarios. Estas amortizaciones extraordinarias están supeditadas a la propia ejecución del plan de negocio de Martinsa-Fadesa, por lo que la compañía espera que no afecten a su normal funcionamiento. El contrato implica también el compromiso por parte de Martinsa-Fadesa de fortalecer sus recursos propios por valor de 350 millones de euros antes de que acabe 2008, objetivo para el que los socios de referencia de la inmobiliaria han adelantado 50 millones mediante un préstamo subordinado que no tendrá que ser devuelto hasta después de 2011. En declaraciones recogidas en un comunicado, el presidente de la inmobiliaria, Fernando Martín, señala que el acuerdo "es muy positivo y demuestra la confianza de las entidades firmantes en nuestro proyecto".