Martinsa Fadesa ha sido autorizada a pagar una deuda de 6 millones de euros al Ayuntamiento de Colmenar de Oreja (Madrid) para evitar perder, "en perjuicio de todos los acreedores" de la inmobiliaria en concurso, la plusvalía latente en unos terrenos comprados en 2005 y valorados en unos 293 millones de euros. Así lo establece el juez que tramita el proceso concursal de la empresa que controla Fernando Martín, argumentando que el hecho de no pagar la deuda podría llevar al consistorio del municipio madrileño a excluir los terrenos de su plan de ordenación urbana y, de este modo, no ser clasificados como 'urbanizables'. Según su auto, el juez indica que ello tendría "efectos devastadores para el patrimonio de la concursada, que es en definitiva la garantía del cobro de créditos de los acreedores, puesto que perderían todo su valor unos terrenos que, en función de sus perspectivas urbanísticas, fueron tasados en julio de 2009 en casi 300 millones de euros".