Marsans mantendrá la mayoría en Aerolíneas Argentinas, aunque va a llevar a cabo una operación de venta del 60% de la compañía, con el fin de cumplir con la promesa realizada hace tiempo de "argentinizar" la empresa, confirmó a Efe un portavoz del grupo turístico español. El citado portavoz indicó que las informaciones publicadas por el diario argentino La Nación en el sentido de que se han iniciado gestiones con empresarios de ese país para la venta de un porcentaje de la Aerolínea es verdad, y que la operación se quiere cerrar lo antes posible. La idea de los dueños de Marsans y del 95% de Aerolíneas, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, es la de quedarse con un 35% de la línea aérea,y que se reparta otro 35% entre varios socios, al menos dos empresarios argentinos han mostrado su interés en la operación.
El resto del capital, quedará en manos del propio Gobierno argentino, que actualmente cuenta con un 5% y que elevaría su participación hasta un 20%; las provincias tendrían un 5% y los empleados otro 5%. Entre los posible empresarios argentinos interesados en la compra de ese 35% se han citado en diferentes medios del sector al propietario de la naviera Buquebús, Juan Carlos López Mena, y al titular del Banco Macro, Jorge Brito. También se ha vinculado a la empresa española Isolux, quienes en un comunicado han anunciado su falta de interés por entrar en la compra de un porcentaje de Aerolíneas Argentinas. La aerolínea de bandera argentina, fundada en 1950, fue comprada en la década de los años noventa por Iberia, y cedida su gestión en 1996 a la aerolínea estadounidense American Airlines, de donde retornó un año más tarde a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) de España. La SEPI vendió la línea aérea el 2 de octubre del 2001 al Grupo Marsans y a Air Plus Comet, y se colocó al frente de la gestión al presidente de esta última, Antonio Mata, quien vendió su participación a Pascual y Díaz en agosto de 2006. Aerolíneas Argentinas forma parte del Grupo Marsans, que en la actualidad también posee las líneas aéreas Air Comet, Pullmantur,y Austral. Cuenta con una flota de 65 aviones, cubre Argentina con diferentes vuelos en ese país, y también une Buenos Aires con Madrid, Barcelona y otras ciudades europeas, como Londres y París. La compañía ha protagonizado en los últimos meses diversos conflictos con varios sindicatos, que han afectado sus vuelos entre finales del 2007 y principios del 2008.