La cadena de almacenes británica Marks & Spencer ganó en su primer semestre fiscal, que finalizó el pasado 26 de septiembre, 224,3 millones de libras esterlinas (unos 250 millones de euros), en línea que en el mismo periodo del ejercicio anterior y superando las previsiones de los analistas. La cifra de negocio del grupo llegó a los 4.335 millones de dólares (4.867 millones de euros), lo que supone un incremento del 2,7% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.