Actualmente se encuentra acorralado por dos directrices de implicaciones contrarias. Esto nos invita a pensar en que debemos tener paciencia para tomar nuevas posiciones en este valor mientras no se decida por uno u otro sentido.

Por la parte lata sería bueno salir de la directriz bajista pero además superar las resistencias presentes en 2.343 y en 2.479 euros. Una vez llegase a estos niveles podríamos esperar el momento adecuado para comprar pero, actualmente, nada de nada. Si no puede con esos niveles o ni siquiera con la directriz bajista, las referencias por la parte baja son los 2.255 euros, 2.07 y 1.97 euros. Desde el momento en que perdiese la directriz alcista, tendríamos que plantearnos seriamente el cierre de largos. Si nuestro plazo es algo más alejado en el tiempo, incluso podríamos aguantar hasta los 1.97 €.

Sin embargo, si pierde estos niveles mucho cuidado porque sería fácil irnos a visitar los siguientes soportes: 1.85-1.8 euros como poco. La proyección de la figura que dibujamos -triángulo simétrico- nos proyecta el precio a la baja hasta los 1.4 euros, niveles de 2.009. Siendo optimistas y rigurosos, diremos que la proyección por la parte alta, empujaría al precio hasta los 3.6 euros. Máximos de 2.007.

En conclusión, paciencia. No es momento de precipitarse.