Mapfre obtuvo un beneficio neto de 765,6 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un aumento del 8,7% respecto a la cifra de un año antes.

El beneficio por acción de Mapfre se ubica en los 25,2 céntimos, un 6,1% más que en 2010.

Los ingresos de la aseguradora han aumentado un 12,1% más que en el mismo periodo del año anterior.

Desde la compañía resaltan el crecimiento del negocio en España y en el extranjero y del resultado financiero del seguro de No Vida. Sus negocios fuera de España representan el 61,4% de las primas totales del Grupo y han crecido un 19,4%, hasta alcanzar los 9.611,8 millones de euros.

Crecimiento del patrimonio neto en casi 1.500 millones de euros (+18,6 por 100), por efecto de los resultados, la reinversión de dividendos y el acuerdo con Banco do Brasil, acompañado de una nueva disminución en el nivel de endeudamiento.

El Consejo de Administración ha acordado abonar un dividendo activo a cuenta de los resultados del ejercicio 2011 de 0,07 euros brutos por acción. El dividendo total pagado en el año se eleva a 0,15 euros por acción. En total Mapfre destinará al pago de dividendos un 2,7% más que un año antes, hasta 456,5 millones.