Mapfre ha comunicado al Servicio de Defensa de la Competencia la toma de control de "Caja Castilla-La Mancha (CCM) Vida y Pensiones", tras el acuerdo estratégico de colaboración firmado por la aseguradora y la entidad financiera en enero. Ambas partes esperan alcanzar un crecimiento cercano al 20 por ciento en este negocio de seguros.
El Servicio de Defensa de la Competencia, dependiente del Ministerio de Economía, cuenta con un mes para estudiar y aprobar la operación o, en su caso, remitirla al Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC), que tendría dos meses para analizarla. Con este acuerdo de colaboración para la explotación y desarrollo conjunto del negocio de Seguros de Vida y Planes de Pensiones, ambas partes esperan alcanzar un crecimiento cercano al 20%. Ambas firmas compartirán al 50% la propiedad de la sociedad, denominada 'CCM Vida y Pensiones', mientras que Mapfre asumirá su gestión. El acuerdo, de duración indefinida, se extiende a la gama completa de los productos de ahorro y previsión que actualmente comercializa CCM, incluidos accidentes y planes de pensiones, aunque la oferta se irá ampliando incorporando los productos que la aseguradora comercializa en el mercado, según informó Moltó en rueda de prensa. Con el acuerdo, Mapfre impulsa el desarrollo de su actividad en bancaseguros en el área territorial en que está implantada CCM, al tiempo que la caja consolida su línea de negocio de ahorro previsión, ofreciendo a sus clientes productos CCM desarrollados por Mapfre. Además, la operación impulsará el desarrollo del negocio de seguros y planes de pensiones en el seno de CCM y reforzará el liderazgo de Mapfre en el Seguro de Vida. La integración de CCM Vida y Pensiones en la aseguradora, situaría, con cifras de 2006, las primas de Mapfre en el ramo de vida por encima de los 2.100 millones de euros, frente a los 1.890 millones de antes del acuerdo. Las provisiones alcanzarían los 15.550 millones de euros y los fondos de pensiones individuales se contabilizarían en torno a los 1.492 millones de euros, 170 millones más